Home | English

Justice, Peace, and Integrity of Creation - Missionary Oblates of Mary Immaculate

Follow JPIC OMI!

YouTube Facebook Twitter

Alertas de Email actuales y anteriores >

Dignidad Humana

En el Catecismo de la Iglesia Católica, encontramos la raíz de la dignidad humana en su creación a imagen y semejanza de Dios. “Todos los seres humanos,” dice la Iglesia, “al ser creados a imagen de Dios, ostentan la dignidad de una persona.”

Los Oblatos, en nuestra iniciativa de JPIC, apoyamos la promoción de la dignidad de las personas y el respeto a la creación de Dios, basada en la ética de vida congruente. A través de los principios de inversión congruente con la fe, trabajamos en la defensa ante corporaciones y gobiernos, en la educación, organizando bases (en las parroquias Oblatas) y en el apoyo financiero a favor de las campañas de varias organizaciones. Creemos en la ética de vida congruente y nos enfocamos a los temas de las siguientes áreas:

El Artículo 27 de la Constitución Pastoral de la Iglesia en el Mundo Moderno, (Vaticano II, Gaudium et Spes), titulado Respeto a la Persona Humana, menciona “todos deben considerar a su prójimo (sin excepción alguna) como otro ser,” y enumera como crímenes, a: “todos los delitos en contra de la vida misma, como el asesinato, genocidio, aborto, eutanasia y el suicidio intencionado, todas las violaciones a la integridad de la persona humana, tales como la mutilación, la tortura física y mental, presión psicológica excesiva; todos los delitos en contra de la dignidad de las personas, como condiciones de vida infrahumanas, el encarcelamiento arbitrario, la deportación, la esclavitud, la prostitución, la trata de mujeres y niños, las condiciones laborales degradantes en que los hombres y mujeres sean tratados como simples herramientas para lucro, en vez de personas libres y responsables; todos estos temas y lo que se le asemeje son crímenes; envenenan a la civilización; degradan a los perpetradores más que a las víctimas e inciden en forma negativa en contra del honor del creador.”

arriba