Home | English

Justice, Peace, and Integrity of Creation - Missionary Oblates of Mary Immaculate

Follow JPIC OMI!

YouTube Facebook Twitter

Alertas de Email actuales y anteriores >

Tortura

“…el respeto a la dignidad de toda persona, aliado o enemigo, debe servir como base en la búsqueda de la justicia y la paz. No se debe ceder ante el imperativo moral de protección a los derechos humanos elementales de cualquier persona encarcelada por cualquier motivo.”

– De la Carta a los Conferencistas de la Cámara y el Senado sobre los Derechos Humanos y la Tortura, firmada por el Muy Reverendo John H. Ricard, Presidente del Comité de Política Internacional, COCEU

La ley internacional prohíbe la tortura. Existen varias definiciones, pero generalmente se le considera referirse a varios tipos de sufrimiento mental y físico infligido a alguna persona, típicamente por alguien en un puesto oficial o bajo la autoridad de alguien en posición de autoridad. Puede ser utilizado con el propósito de obtener información, para castigo o intimidación. La ley humanitaria internacional no requiere que la persona responsable de la tortura ostente un puesto oficial.

La Oficina de JPIC de los Oblatos apoya a la Coalición Internacional de Apoyo a Sobrevivientes y Abolición de la Tortura (CIAST) y la Coalición Religiosa Nacional Contra la Tortura.

La CIAST expone que “…hay suficiente evidencia de que al final la tortura no ayuda a una mayor seguridad nacional, sino que en vez de ello, la amenaza. En verdad la violencia genera violencia. Es por ello que nos mantenemos firmes en nuestra postura de que debe haber cero tolerancia a la tortura.”

La Coalición Religiosa Nacional Contra la Tortura afirma en su declaración de conciencia, que se exhorta a todos a firmar, que: “La tortura viola la dignidad básica de la persona humana que todas las religiones atesoran en sus mayores ideales. Degrada a todos los que participan – quienes hacen las políticas, los perpretradores y las víctimas. Contradice los ideales más apreciados de nuestra nación. Cualquier política que permita la tortura y el trato inhumano, es terrible y moralmente intolerable.”

Agradeceremos visitar las páginas web de estas dos organizaciones, que hacen campañas para eliminar la tortura:

  1. CIAST (TASSC en inglés), recurso básico de información respecto a la tortura, campañas para erradicar su práctica y cómo ayudar a sus víctimas.
  2. La Coalición Religiosa Nacional Contra la Tortura exhorta a las personas y organizaciones a firmar su Declaración de Conciencia y ayudar a formar conciencia respecto a la necesidad de prevenirla.

arriba